angle-left Los países “rompen una lanza” por el Planeta: Acuerdo de París
SOSTENIBILIDAD

Los países “rompen una lanza” por el Planeta: Acuerdo de París

En el año 2015 se alcanzó un hito en materia medio ambiental a nivel mundial que teóricamente cambiaría el futuro del Planeta y de sus habitantes. Comenzaba el fin del segundo periodo del Protocolo de Kioto en el que, por primera vez, el groso de los países industrializados se responsabilizaba de su efecto en el cambio climático, que a esas alturas ya era innegable. La validez del Protocolo de Kioto quedaba fijada hasta el año 2023, límite en el cual los países debían haber reducido como mínimo un 5% sus emisiones de gases de efecto invernadero, pero los países firmantes vieron la necesidad de llegar a un nuevo acuerdo que estableciera medidas concretas y estrictas ante el creciente avance del cambio climático.

El objetivo de reducción de gases se quedaba corto, por lo que necesitaban uno nuevo: la limitación del aumento de temperatura de la Tierra. Los estudios que comparaban la era pre-industrial con la actual mostraban una subida alarmante debido a la actividad empresarial y ese resultaba ser el detonante de los cambios en el clima, entonces llegaron al acuerdo de limitar al máximo posible el incremento de la temperatura global, poniendo el tope en 2ºC para 2020, punto a raíz del cuál sería necesario tomar medidas cada vez más drásticas en todos los países.

En 2015, 195 países decidieron apoyar la iniciativa, pero se trató de un acuerdo voluntario, lo que está dificultando alcanzar los objetivos propuestos. A finales del pasado 2018, se realizó un estudio de la mano de Grantham Institute donde se exponía que de los 195 países firmantes, 158 representan el 95% de la emisión total de gases y afirman tener políticas para la gestión de los mismos, pero sólo 58 de ellos han comenzado a ponerlas en práctica. Además, se estima que del total de 195 países firmantes, sólo 16 alcanzarán los resultados deseados a tiempo; estos países son los siguientes: Francia, Alemania, Reino Unido, Irlanda, Noruega, Finlandia, Japón, México, República Checa, Croacia, Estonia, Mónaco, Países Bajos, Papúa Nueva Guinea, Taiwán y Vietnam.

En este punto resulta evidente que prácticamente todos los países deben ponerse las pilas para poner en marcha acciones concretas que reduzcan los gases contaminantes. La consejera de la ONU, Christiana Figueres, anima a todos ellos a que apuesten rápida y rotundamente por las energías renovables y se conceptualicen de tal forma que no sólo la produzcamos y consumamos, sino que también seamos capaces de almacenar dicha energía para que, llegado el caso, sigamos funcionando si sucede un cambio climático global muy brusco. Es por esto que la población debe demandar cada vez más alternativas sostenibles para que las empresas se conviertan en el motor de cambio que impulse a los países hacia el logro del gran objetivo marcado en el Acuerdo de París de no sobrepasar la temperatura de la Tierra más de 2ºC, garantizando así un futuro más estable para las generaciones venideras.

 

Ainara García Gabiola

 

También podría gustarte

SÍGUENOS EN FACEBOOK

VIDEOS INNOVACIÓN

VIDEOS IFRIDAYS

CONTACTO SACYR

Paseo de la Castellana, 83-85.
28046 - Madrid (España)
Teléfono: +34 91 545 50 00

www.sacyr.com