angle-left Las tecnologías inmersivas que están cambiando el mundo de la construcción
TUNGSTENO

Las tecnologías inmersivas que están cambiando el mundo de la construcción

Cascos inteligentes para visualizar una obra en realidad aumentada, apps que incorporan objetos virtuales en entornos reales o detectan errores estructurales. El sector de la construcción da la bienvenida a las nuevas técnicas inmersivas.

El casco inteligente DAQRI crea un mapa completo del entorno de un proyecto, permitiendo a los trabajadores ver y comparar el diseño original con el que está en curso. Crédito: DAQRI.

 

ISABEL RUBIO | Tungsteno

Hoy en día es posible practicar una operación de corazón sin estar en un quirófano, disfrutar un concierto desde casa y crear una obra de arte sin necesidad de pintar en un lienzo. Todo gracias a la realidad virtual, que ha revolucionado todo tipo de sectores: desde el militar, el industrial y el del turismo, al entretenimiento y la moda. Junto con la realidad aumentada y la realidad mixta, estas tecnologías inmersivas también están transformando el sector de la construcción.

La realidad extendida es un concepto que aglutina la realidad aumentada, la realidad virtual y la realidad mixta. En España, los negocios alrededor de estas tres técnicas inmersivas han crecido un 86,6% en los últimos dos años, según el Informe XR de 2018, elaborado por The App Date, Oarsis y Fundación Telefónica. Se espera que esta tendencia al alza se mantenga. De hecho de aquí a 2022 se prevé un incremento de casi el 700%. La cifra ascenderá de 27.000 millones de dólares a 209.000 millones de dólares, según Statista.

Incorporando la realidad mixta en las labores de construcción, con el uso de dispositivos como las gafas Hololens (Microsoft), se pueden identificar errores estructurales. Crédito: Microsoft.

Experiencia inmersiva dentro de la propia obra

Los avances en estas técnicas están dejando a un lado las fotos y planos de dos dimensiones de un espacio determinado para dar paso a recorridos que parecen reales. Existen aplicaciones y programas que permiten desde saber cómo quedarán los pilares de un edificio en plena fase de construcción o cómo el mobiliario en una sala, hasta comprobar el aspecto de una obra cuando esté totalmente acabada.

Esto último es posible porque la realidad virtual permite al usuario sumergirse con todos los sentidos en cualquier escenario. Para ello, debe utilizar unos auriculares y unas gafas especiales que le aíslan de todo lo que hay en el exterior. Hay empresas que ya utilizan esta tecnología inmersiva para permitir a los arquitectos, constructores y clientes visitar un proyecto antes de que esté finalizado. De esta forma es posible percibir las proporciones y tener una sensación de escala y profundidad que no se puede lograr a través de papeles o gráficos tradicionales.

Por ejemplo, WakingApp es una compañía que permite transformar los proyectos en realidad virtual y realidad aumentada a través de un smartphone. La realidad aumentada sirve para superponer capas digitales en un entorno del mundo real. En este caso, lo más habitual es usar dispositivos con cámara como un teléfono móvil o una tableta. Pokemon Go es uno de los ejemplos más populares de esta tecnología.

En el ámbito de la construcción y la arquitectura, existen apps de realidad aumentada muy útiles para el sector. Por ejemplo, Tape Measure o Magicplan permiten medir distancias utilizando la cámara del móvil. También hay aplicaciones desarrolladas por empresas como Ikea que permiten ver en la pantalla del teléfono un mueble en cualquier lugar de la casa. Y dispositivos como el DAQRI Smart Helmet. Se trata de un casco que permite visualizar proyectos y modelos 3D en realidad aumentada y a gran escala. Los empleados pueden comparar el trabajo en marcha con el diseño original para analizar cómo avanza la obra.

Superponiendo capas digitales sobre un entorno real, la realidad aumentada permite en la app desarrollada por Ikea, ver cómo quedaría un mueble en una estancia. Crédito: IKEA.

Realidad mixta para el diseño de interiores

También hay iniciativas que permiten colocar objetos virtuales en un entorno real e interactuar con ellos. La tecnología utilizada en este caso es la realidad mixta y mezcla aspectos de la realidad virtual y la realidad aumentada. Un diseñador de interiores podría utilizar las gafas HTC VIVE para caminar por un inmueble y explorar el espacio mientras realiza cambios en tiempo real. Por ejemplo, puede mover de un lugar a otro jarrones, cuadros u otros objetos decorativos para ver dónde quedan mejor.

La realidad mixta también sirve para ofrecer formación a los trabajadores, ya que permite simular riesgos y peligros con detalle. De esta forma, pueden entrenar cómo actuar en este tipo de situaciones y reducir la probabilidad de sufrir accidentes laborales. Por ejemplo, esta técnica puede resultar útil a la hora de realizar reparaciones o una obra. Fologram es un programa cuyo objetivo es facilitar la construcción de proyectos complejos que requieren una serie de mediciones y cuidados específicos. Para ello, los empleados usan las gafas de realidad aumentada Hololens que transforman modelos 3D en instrucciones de construcción en tamaño real que son virtualmente superpuestas en el espacio de trabajo. Es una especie de guía paso a paso para albañiles durante el proceso de construcción.

Pese a que múltiples compañías ya apuestan por la realidad extendida, entre los expertos en el sector no hay un consenso de cuándo se generalizará el uso de estas tecnologías, según Raconteur. Solo un 1% de ellos considera que nunca ocurrirá. Mientras tanto, el 8% cree que pasarán más de 10 años hasta entonces; el 22%, que será dentro de entre seis y 10 años; el 34% apuesta porque se tardará entre cuatro o cinco años; el 29%, entre uno y tres años; y el 6% afirma que ya ha pasado.

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

También podría gustarte

SÍGUENOS EN FACEBOOK

VIDEOS INNOVACIÓN

VIDEOS IFRIDAYS

CONTACTO SACYR

Condesa de Venadito, 7
28027 - Madrid (España)
Teléfono: +34 91 545 50 00

www.sacyr.com