angle-left La tercera vía para salir de la pandemia
TUNGSTENO

La tercera vía para salir de la pandemia

La covid-19 ha unido a instituciones, empresas, científicos y hasta hackers en el desarrollo de iniciativas para la gestión de la pandemia y el control de los contagios. Estas ideas buscan en la innovación las soluciones que permitan no solo proteger la salud de los ciudadanos, sino también preservar la economía.

El mapa de la innovación de la pandemia reúne más de 500 iniciativas que van desde soluciones tecnológicas para el rastreo de contagios a kit de diagnósticos rápidos. Crédito: Science Photo.

ANTONIO LÓPEZ | Tungsteno

La pandemia generada por la enfermedad covid-19 ha puesto a la sociedad en una dicotomía que nunca antes había sido tan extrema y trascendental. El economista Pierre Azoulay declaraba a MIT Technology Review que la innovación es la única forma para no tener que decidir entre proteger la salud pública y la economía.

Siguiendo esta filosofía de innovación para el progreso, el Programa d e Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y Hackster, una comunidad de desarrolladores de código abierto, han movilizado a grandes compañías de Silicon Valley para lanzar el desafío “COVID-19 Detect & Protect”. Esta competición global dirigida a desarrolladores, científicos y hackers busca identificar soluciones innovadoras y fáciles de producir para mejorar la gestión de la pandemia. Las propuestas van desde herramientas como termómetros conectados al ordenador para rastrear posibles contagiados o mapas de temperatura corporal en la nube, hasta equipos de protección sanitaria para imprimir en casa en 3D, entre otras.

Entre las iniciativas innovadoras frente a la pandemia destaca la utilización de la impresión en 3D de equipos de protección sanitaria, como el casco transparente MYSPACE, de la compañía italiana WASP. Crédito: WASP.

Un mapa de la innovación durante la pandemia

Localizar y agregar las ideas que surgen durante la crisis es el objetivo de Health Innovation Exchange (iniciativa de la ONU para la lucha contra el SIDA) y la startup Blink, las promotoras de un mapa de la innovación que ya cuenta con más de 500 iniciativas a nivel mundial. Algunos ejemplos de este directorio de innovaciones para fortalecer la respuesta ante la covid-19 son la aplicación Track Virus, en uso en Israel para delimitar desde dónde se ha propagado el virus, o un kit de diagnóstico que puede arrojar resultados en menos de media hora, un proyecto de la biotecnológica E25Bio y el Massachussets Institute of Technology.

Sin una hoja de ruta clara para afrontar la pandemia evitando rebrotes, los casos de éxito de determinados países también sirven de brújula para plantear nuevas soluciones. En Taiwan o Singapur, las instituciones ya contaban con planes de organización frente a una potencial pandemia. Otros países como Corea del Sur, con una fuerte estructura de empresas de innovación tecnológica, han aprovechado desde el principio el potencial de tecnologías muy extendidas entre la población como big data, geolocalización o bluetooth para rastrear vectores de transmisión y alertar de potenciales contagios. En este país se ha impulsado además el desarrollo de test basados en tecnologías que van desde la extracción de material genético disponible en diferentes partes del cuerpo a la consecución de resultados en tiempo real para evitar el colapso de los laboratorios.

Por otro lado, en Europa, el Instituto de Innovación y Transformación Digital (EIT Digital) agrupa iniciativas que hacen especial hincapié en potenciar las oportunidades de la digitalización para frenar la covid-19. Los sistemas de monitorización (para hacer seguimiento médico y de geolocalización de los contagiados) funcionan en Islandia, que utiliza el modelo de rastreo de enfermos de SidekickHealth o Noruega, que ha implementado el sistema de atención médica online OpenTeleHealth.

Estas propuestas innovadoras alcanzan ya las instalaciones sanitarias, con propuestas como las carpas inteligentes de superaislamiento construidas con materiales antibacterianos. Crédito: Modula S.

Reinventar la asistencia y las instalaciones sanitarias

La innovación de la atención médica de emergencia se materializa en la propuesta de crear unidades de tratamiento de emergencia (ETUs). Estas unidades de tratamiento modulares (heredadas de la lucha contra el ébola) y de rápido despliegue utilizan tecnología de envoltura de alta eficiencia aislante, que permite regular la temperatura y simplificar los esfuerzos de descontaminación. Esta carpa inteligente de superaislamiento se construye con materiales antibacterianos y dura 25 años, además de que funciona de manera autónoma con energía solar.

Los hospitales convencionales también se apoyan en la innovación para potenciar las medidas de seguridad. Por ejemplo, la Oficina de Promoción de Inversión y Tecnología de Naciones Unidas y la empresa White Rhino Auto ha puesto en circulación varios vehículos no tripulados en el hospital de Wuhan para evitar el contacto humano al transportar suministros médicos, comida o entregas de material urgente.

Sin embargo, la innovación en materia sanitaria también mira más allá del presente más inmediato. Mientras llega la ansiada vacuna contra la covid-19, ya se estudian soluciones para garantizar su correcto mantenimiento, como acondicionar los almacenes con tecnología solar pasiva. De este modo, se evitaría un posible fallo eléctrico que rompiese la cadena de conservación térmica. El poso de la innovación quedará, sin duda, en el ADN de todas las industrias impulsado por el experimento acelerado que ha impuesto el virus SARS-CoV-2.

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

También podría gustarte

SÍGUENOS EN FACEBOOK

VIDEOS INNOVACIÓN

VIDEOS IFRIDAYS

CONTACTO SACYR

Condesa de Venadito, 7
28027 - Madrid (España)
Teléfono: +34 91 545 50 00

www.sacyr.com