angle-left La movilidad del futuro: un cambio de paradigma
INNOVACIÓN SOSTENIBILIDAD SMART CITY

La movilidad del futuro: un cambio de paradigma

Avanzamos hacia un nuevo concepto de movilidad más inteligente, más seguro y más sostenible

Con el auge de las smart cities, las grandes urbes están empleando las nuevas tecnologías para gestionar la movilidad y mejorar la circulación en la ciudad. El uso de sensores en semáforos, carreteras o puentes para regular los flujos de tráfico, o el estacionamiento inteligente para economizar los espacios, comienzan a ser un denominador común en algunas de las grandes metrópolis del mundo.

El futuro de la movilidad estará ligado a la tecnología, la sostenibilidad y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Avanzamos hacia una movilidad más comprometida con el medioambiente donde la construcción de infraestructuras resilientes, la reducción en el uso de combustibles fósiles o el desarrollo de nuevos sistemas de transporte tendrán un papel protagonista.

Si bien la aparición del COVID-19 ha propiciado un replanteamiento de la evolución y los avances en términos de movilidad, en los próximos años, se producirá un cambio de paradigma en la industria que transformará por completo las ciudades y solucionará algunos de los grandes desafíos que genera la planificación urbana.

Sin duda, las nuevas tecnologías asumirán un rol clave en el viaje hacia este nuevo concepto de movilidad inteligente y sostenible. La consolidación del coche eléctrico, la conducción autónoma, el carsharing o el desarrollo de vehículos impulsados por hidrógeno contribuirán a combatir el cambio climático y revolucionarán la forma de movernos en las ciudades.

Todos estos avances facilitarán la descongestión del tráfico, mejorarán la calidad del aire, propiciarán un aumento significativo de la seguridad y, por último, incrementarán las opciones de movilidad y acceso.

Del mismo modo, el despliegue del 5G en las zonas urbanas impulsará el desarrollo de una movilidad más conectada donde los vehículos podrán relacionarse entre sí y con los elementos de su entorno, tomando mejores decisiones y mejorando la seguridad vial. En este sentido, la proliferación de coches conectados permitirá responder, en tiempo real y sin la intervención del conductor, a cualquier riesgo potencial, reduciendo notablemente el número de muertes por accidentes de tráfico.

En términos económicos, la convergencia entre automoción, telecomunicaciones e Inteligencia Artificial generará un negocio de más de 750.000 millones de dólares en 2030, de acuerdo a un informe de Mckinsey. Por esta razón, aparecerán nuevos modelos de negocio disruptivos que ofrecerán alternativas de transporte más baratas y con mayor capacidad.

La adopción de todas estas innovaciones requerirá que los países estén preparados para asumir diferentes marcos normativos que regulen este nuevo concepto de movilidad. Por su parte, las empresas de infraestructuras y servicios deberán asegurarse de contar con las habilidades, conocimientos y sistemas necesarios para construir las infraestructuras acordes a estos nuevos avances.

Con todo este contexto, queda claro que las nuevas tecnologías y la sostenibilidad redefinirán la movilidad en los próximos años. El transporte del mañana será eléctrico, eficiente, seguro, conectado e inteligente. Pero ¿cómo impactará esta nueva movilidad en la sostenibilidad de nuestro planeta? ¿cuáles serán los desafíos en seguridad y conectividad del coche conectado? Sin duda, estas y otras reflexiones serán aspectos claves para definir el futuro de la industria.

También podría gustarte

SÍGUENOS EN FACEBOOK

VIDEOS INNOVACIÓN

VIDEOS IFRIDAYS

CONTACTO SACYR

Condesa de Venadito, 7
28027 - Madrid (España)
Teléfono: +34 91 545 50 00

www.sacyr.com