angle-left El sabio indio que contuvo las inundaciones y otros padres de la ingeniería moderna
TUNGSTENO INNOVACIÓN

El sabio indio que contuvo las inundaciones y otros padres de la ingeniería moderna

Sus obras han sido indispensables para contener las inundaciones y salvar miles de vidas, pero también revolucionaron la forma de tender puentes o incluso de levantarlos en suspensión, sentando las bases de los sistemas de construcción actuales. Revisamos algunos de los nombres fundamentales para entender la historia de la ingeniería moderna.

El sistema de represas diseñado por Sir Mokshagundam Visvesvaraya, denominado “el constructor de la India”, ha sido esencial para contener inundaciones. Crédito: Wikimedia Commons.

 

ANTONIO LÓPEZ | Tungsteno

El concepto de padre entendido como ascendente original ha derivado en un sinónimo de precursor, que en muchos campos del conocimiento se utiliza para señalar aquella persona o personas que “pusieron la primera piedra”, es decir, los responsables de avances pioneros en una determinada materia. En el caso de la ingeniería, encontrar un padre al que honrar en su día es una cuestión que depende mucho de la perspectiva cultural.

¿Quiénes fueron los primeros humanos en recurrir a las ciencias aplicadas para solventar problemas referentes a nuestra supervivencia como especie? Más allá de egipcios, romanos o griegos, buscar un padre de la ingeniería contemporánea nos lleva inevitablemente a la historia más reciente, hasta los orígenes de la revolución industrial. Exploramos algunas de las figuras de referencia y sus grandes logros de ingeniería a lo largo del mundo.

Mokshagundam Visvesvaraya: educación y protección contra las inundaciones

Sir Mokshagundam Visvesvaraya (1861-1962) fue un ingeniero indio, erudito, político y estadista al que se llegó a conocer como “el constructor de la India” por el desarrollo de un completo sistema de represas y de canales de riego que salvó a miles de personas de las inundaciones, a la vez que impulsaba la mejora del cultivo de alimentos.

En 1955, Visvesvaraya recibió el Bharat Ratna, el mayor reconocimiento al mérito civil de la India por sus desarrollos de ingeniería y de hecho, en este país se celebra el Día del Ingeniero el 15 de septiembre (fecha de su nacimiento) en su honor. Tras una dilatada carrera en estrecha colaboración con el gobierno, en 1908 decidió retirarse voluntariamente y hacer en un viaje alrededor del mundo para estudiar y explorar los avances de la ingeniería en los países industrializados de occidente. Cuando regresó a la India en 1917, fundó la que hoy se conoce como UVCE (por sus siglas en inglés), la Facultad de Ingeniería de la Universidad Visvesvaraya. Lleva el título de caballero (Sir) delante de su nombre porque el Rey Jorge V de Inglaterra reconoció sus contribuciones al desarrollo de la sociedad en India.

Considerado el padre de la ingeniería mecánica moderna, Stephen Timoshenko consiguió revolucionar la manera de tender puentes. Crédito: Wikimedia Commons.

Stephen Timoshenko, un puente entre Rusia y Estados Unidos

Aunque a Stephen Timoshenko (1878-1972) se le considera el padre de la ingeniería mecánica moderna por grandes aportaciones como la "teoría de la elasticidad" o "la teoría de la deflexión de vigas", también fue un verdadero especialista en tender puentes. Aunque era de origen ucraniano, hizo carrera en Rusia y Estados Unidos, en un momento histórico en el que ambos países mantenían serias tensiones en el contexto de la Guerra Fría. En su faceta de docente también fue especialmente hábil a la hora de unir universidad e industria.

Timoshenko desarrolló la base matemática para calcular la resistencia de diferentes materiales, imprescindible para calcular la resistencia de puentes, muros de contención, engranajes, etc. Aunque llegó a trabajar a Estados Unidos ya con 44 años, su influencia fue tal en la sociedad americana que en 1957 recibió la que sería la primera medalla "Stephen Timoshenko", que lo convirtió en una autoridad reconocida mundialmente en el ámbito de la Ingeniería Mecánica, el gesto definitivo para conmemorar sus contribuciones como autor y maestro. La Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos entrega desde entonces cada año la Medalla Timoshenko, por contribuciones distinguidas en la mecánica aplicada.

John (izquierda) y Washington Roebling (derecha) diseñaron la estructura de los puentes en suspensión y a ellos les debemos uno de los iconos de Nueva York, el puente de Brooklyn. Crédito: Wikimedia Commons / Rutgers University Library.

John y Washington Roebling: trabajo en equipo entre padre e hijo

John Augustus Roebling (1806-1869) había tenido éxito con su fábrica de cable y llevó a sus hijos a trabajar con él en el negocio. Había desarrollado ya varias obras importantes en materia de estructuras colgantes, como el puente que conecta Covington con Cincinnati y que hoy lleva su nombre (Puente John A Roebling). Sin embargo, la que le encumbraría como ingeniero sería el Puente de Brooklyn, emblema indiscutible de la ciudad de Nueva York. Su proyecto de una estructura de suspensión con torres de piedra y un sistema de teleférico autónomo fue aceptado, aunque él nunca llegó a verlo completado.

En 1869, en medio del proceso de construcción, John Roebling murió de tétano tras una lesión en un accidente de trabajo. Su hijo, Washington Roebling, que había estado trabajando como ingeniero asistente en el puente, asumió el mando y se convirtió en el ingeniero jefe del proyecto. Washington hizo realidad la visión de su padre, e incluso realizó varias mejoras en el diseño, como añadir los cajones neumáticos que forman los cimientos de las dos torres del Puente de Brooklyn.

Para prepararse para construir el Puente de Brooklyn, John envió a su hijo Washington a Europa a estudiar la fabricación de cables. Como todos los padres, los de la ingeniería también estuvieron comprometidos con la educación, ya fuese a través de su labor docente o la formación de sus propios hijos.

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

También podría gustarte

SÍGUENOS EN FACEBOOK

VIDEOS INNOVACIÓN

VIDEOS IFRIDAYS

CONTACTO SACYR

Condesa de Venadito, 7
28027 - Madrid (España)
Teléfono: +34 91 545 50 00

www.sacyr.com