angle-left El botón para hacer las mediciones de un proyecto de construcción sí existe
INNOVACIÓN

El botón para hacer las mediciones de un proyecto de construcción sí existe

Por Joana Menéres Pimentel de Melo. Responsable del departamento BIM de Sacyr Infraestructuras

Si publicáramos un periódico en lugar de construir infraestructuras, el tema del que vamos a tratar abriría la portada un día tras otro: cómo realizamos las mediciones de un proyecto.

¿Qué botón hay que pulsar para obtenerlas?, nos preguntamos continuamente en voz alta. Y la respuesta es que ese botón sí existe. Las mediciones se pueden hacer de forma automática si el proyecto está modelado. Pero para llegar a ese botón hay que tener en cuenta una larga historia de inputs. Y esa es la parte a la cual nadie quiere dedicarle atención.

Durante todo el ciclo de vida de un proyecto, desde el anteproyecto hasta la explotación y mantenimiento, los modelos BIM (Building Information Modeling) pueden conectarse con software o sistemas de gestión de costes. Reconocer esa interoperabilidad y establecer el flujo de información, ayuda a comprender que algunos de los requerimientos que tienen los procedimientos BIM no son caprichosos, sino condiciones necesarias para poder generar estas integraciones imprescindibles.

Identificadas las interoperabilidades, es necesario desarrollar interfaces de mayor o menor complejidad que materialicen dicha interacción de la forma más expedita posible (y bidireccional si posible), pero que no quiere decir que sean totalmente automáticas.

Así, empecemos por el principio: ¿cómo se mide en BIM?, ¿cómo debe contratar una constructora a una ingeniería? y ¿qué bases y procedimientos debemos darle para ayudarle a ayudarnos?

Las mediciones de un modelo BIM salen según el criterio de modelado que le queramos dar. La cuestión es que para sacar un buen output hay que saber cómo introducir el input.

Si empezamos a darles a las ingenierías y arquitectos las bases de trabajo (como reglas de modelado, parámetros de clasificación, etc.) podremos al final controlar nuestras mediciones y presupuestos.

Para las reglas de modelado tenemos que enfrentarnos con dos problemas: primero, el software, que está pensado para ahorrar tiempo; y, después, los clientes, que nos piden trabajar según la metodología BIM, pero requieren para presupuestar un listado de mediciones que no se adecua a esa forma de trabajar.

Por ejemplo, el modelado rápido, según la filosofía base del software, es hacer muros compuestos y, al sacar las mediciones, obtenemos un área de muro. Sabemos que es compuesto por tres tipos de materiales/capas.

Problema: si el acabado interior va solamente hasta el falso techo, no vamos a obtener una medición a parte para ello; si tenemos equis número de distintos acabados interiores, tenemos que crear el mismo número de distintos muros compuestos…

Por otro lado, si lo modelamos como tres muros distintos adyacentes, a la hora de sacar las mediciones, nos da la medición de cada elemento:

así nos vale para, directamente, hacer las certificaciones a los suministradores… pero tarda más tiempo en modelar y las ingenierías lo que quieren, y necesitan, es ahorrar tiempo y automatizar.

Pero mayores niveles de automatización se pagan necesariamente con menores niveles de flexibilidad, y sin flexibilidad no hay la posibilidad de cambiar un tipo de acabado y estudiar su impacto en el presupuesto final con un clic, por ejemplo.

Al final, con la automatización, la ingeniería ahorra tiempo durante el proyecto, pero, con mayor flexibilidad, ahorramos todos tiempo y dinero a corto, medio y largo plazo: durante el desarrollo del proyecto, la construcción y el mantenimiento.

Una vez superadas las reglas de modelado, nos tenemos de preocupar de orientar las ingenierías con los procedimientos de clasificación de elementos del modelo y principios de construcción, para poder controlar costes y tiempos.

No podremos controlar la planificación de una obra si el modelo no está hecho según se construye. Por ejemplo, hay que definir niveles: un pilar no se construye desde el sótano hasta la cubierta de una sola vez.

Tampoco podremos hacer filtros y sacar mediciones de pilares, si esos elementos no son clasificados como pilares estructurales…

Y podríamos seguir más con el tema… pero al final hay que concluir que hay varios medios para lograr un objetivo, obviamente… Simplemente, podemos elegir entre hacerlo bien o, lo que es más fácil, echar las culpas “al BIM”.

 

También podría gustarte

SÍGUENOS EN FACEBOOK

VIDEOS INNOVACIÓN

VIDEOS IFRIDAYS

CONTACTO SACYR

Paseo de la Castellana, 83-85.
28046 - Madrid (España)
Teléfono: +34 91 545 50 00

www.sacyr.com