angle-left Digitalización e inteligencia artificial para construir edificios con BIM
INNOVACIÓN

Digitalización e inteligencia artificial para construir edificios con BIM

La era digital está transformando también el sector de la construcción.

Una de las tecnologías más disruptivas es el sistema BIM “Building Information Modeling”, una metodología de trabajo colaborativa, orientada a nuevos proyectos de construcción y con un objetivo de partida: centralizar toda la información en un único modelo digital, con simulaciones digitales de diseño.

La Unión Europea aprobó la directiva 2014 / 24 / UE para fomentar que los Estados Miembros incorporaran a su legislación nacional la obligatoriedad de uso de esta metodología para los 28 países miembros. Otros países en Asia y América también establecieron estrategias similares. La adopción progresiva de este sistema está calando hondo en el sector. En España muchas comunidades autónomas tienen en cuenta esta metodología para la concesión de licitaciones públicas de edificación y de infraestructuras.

Sacyr fue pionera en la utilización de BIM, ya que fue una de las primeras en utilizarla, antes incluso de la publicación de la directiva europea. Ya en 2001, Sacyr Somague acometió la construcción de la Casa da Música de Oporto con este método de trabajo.

¿En qué consiste BIM?

 BIM imita el proceso real de la construcción a través de una técnica multidimensional que ocupa todas las fases de un proceso. Mientras que el sistema CAD permite el diseño en 2D o 3D sin distinguir sus elementos, la tecnología BIM emplea un software paramétrico para modelar construcciones (edificación u obra civil) en 3D y hacer simulaciones en 4D (tiempo), 5D (costes) y 6D (sostenibilidad energética).

Este modelo permite gestionar la información de manera inteligente durante todo el ciclo de vida de un proyecto, automatizando procesos de programación, diseño conceptual, diseño detallado, análisis, documentación, fabricación, logística de construcción, operación y mantenimiento, renovación y/o demolición.

BIM ha cambiado radicalmente el modus operandi del sector, ha modificado la estrategia productiva y comercial de las constructoras y ha abierto la puerta a una serie de posibilidades ilimitadas con las que antes era imposible contar.

Diseño, construcción y explotación se unen en un proceso colaborativo entre todos los profesionales implicados en la construcción de un activo (asset…). Este método de trabajo funciona a través de modelos construcción con la intención de centralizar toda la información en un único modelo, existiendo una vinculación permanente entre el modelo en 3D y la base de datos. Se inicia con una construcción virtual real de datos gestionados por un equipo compuesto por arquitectos, ingenieros, paisajistas, aparejadores, diseñadores, instaladores (y en general todos los técnicos de la construcción) y promotores (públicos o privados), inversores, constructoras, etc.

Todos los profesionales involucrados en el proyecto aportan datos e información a un modelo único compartido. Si se detecta un error es corregido al momento sin la necesidad de comenzar de nuevo.

¿Qué beneficios aporta la utilización de este sistema de trabajo?

Ahorro de tiempo, optimización del proceso, mayor calidad, ahorro de costes (puede suponer ahorros de entre un 10% y un 20%) y mayor rentabilidad.

Este sistema de trabajo permite hacer pruebas a los profesionales de la construcción y simulaciones con resultados inmediatos (resolviendo incidencias en tiempo real), y optimizar sus diseños, previendo riesgos antes de iniciar trabajos. Todos los profesionales implicados en un proyecto de construcción pueden trabajar sobre un único proyecto en tiempo real con acceso a la misma información.

Pie de foto: Software de Sacyr para planificación de presas

La cartera de proyectos BIM de Sacyr

Sacyr ha utilizado la tecnología BIM en obras civiles como el Acceso Ferroviario al Aeropuerto del Prat en Barcelona o el Túnel de Glorias. Ambos proyectos se acometieron en Barcelona (en 2015 y 2018, respectivamente). Fuera de España se ha aplicado, entre otros proyectos, en el Puente Pumarejo, en Colombia, inaugurado en diciembre de 2019.

Otros ejemplos de éxito de la implantación en proyectos de obra civil son la presa de Foz Tua, en Portugal, donde se dimensionó la planta de hormigón gracias a los cálculos realizados sobre el modelo. Este proyecto ganó en 2018 el premio Bentley como mejor infraestructura en la categoría Generación de Energía Eléctrica.

Pie de foto: Puente Pumarejo.

Hay otros grandes proyectos actualmente en construcción en los que se está implantando esta metodología de trabajo.  Por ejemplo, el Tranvía de Edimburgo, el Ferrocarril Central de Uruguay, la Ruta 5 de Los Vilos en La Serena y, próximamente, la Ruta de La Fruta, ambas en Chile.

 

También podría gustarte

SÍGUENOS EN FACEBOOK

VIDEOS INNOVACIÓN

VIDEOS IFRIDAYS

CONTACTO SACYR

Condesa de Venadito, 7
28027 - Madrid (España)
Teléfono: +34 91 545 50 00

www.sacyr.com