angle-left Antes de Jobs: otros genios que cambiaron el mundo de la tecnología
INNOVACIÓN TUNGSTENO

Antes de Jobs: otros genios que cambiaron el mundo de la tecnología

La interacción con los ordenadores cambió radicalmente con la introducción del ratón, una invención de Douglas Engelbart que se popularizó gracias a Apple. Crédito: Digital Trends.

 

ISABEL RUBIO | Tungsteno

Steve Jobs es, sin duda, un icono de referencia entre los amantes de la tecnología. Con un legado inabarcable, fue un visionario detrás de numerosos inventos como el ordenador Macintosh, el iPod, el iPhone o el iPad. Estos dispositivos forman parte del día a día de millones de usuarios. Pero antes de que este empresario apareciera en escena y eclipsara la atención de los expertos de la industria, hubo otros genios con un talento destacable. Pese a que también son artífices de algunos de los dispositivos más utilizados en la actualidad, no han tenido la misma repercusión mediática que el cofundador de Apple.

Douglas Engelbart (1925-2013)

Douglas Engelbart es el inventor de un dispositivo imprescindible para los múltiples usuarios del ordenador: el ratón. Las pruebas realizadas demostraron que este aparato permitía interactuar de forma más sencilla y práctica con las ordenadores que otros que se habían diseñado para realizar selecciones en la pantalla como el lápiz óptico y el joystick. El ratón no se hizo popular hasta la década de 1980, con la puesta en venta del revolucionario Macintosh de Apple. El estadounidense apenas sacó provecho económico de la patente, que pasó a ser de dominio público en 1987.

Otros de sus proyectos también dejaron una marca indeleble en la historia de la informática. Participó en el desarrollo de la teleconferencia, el uso de múltiples ventanas e hipervínculos e incluso el ARPANet, la red de investigación del gobierno que sembraría las bases de lo que luego sería Internet. Su única intención con todas estas iniciativas era, en sus propias palabras, “aumentar el intelecto humano”. Este objetivo le llevó a conseguir diversos galardones, entre ellos, el premio Turing, el más importante a nivel mundial dedicado a la informática.

El visionario Gordon Moore anticipó el vertiginoso crecimiento de la industria tecnológica en la Ley de Moore, y fue cofundador de la empresa Intel. Crédito: Wikimedia Commons.

Gordon Earl Moore (1929)

Gordon E. Moore tuvo una visión. Fue capaz de proyectar una máxima del mundo de la tecnología: la capacidad de la industria electrónica de evolucionar con dispositivos cada vez más pequeños con costes de producción menores y mayores prestaciones. Esta observación que dio lugar a lo que se denomina Ley de Moore señalaba, en 1965, que cada dos años se duplica el número de transistores que se integran en un circuito integrado.

Microprocesadores o chips de memoria son algunos de los ejemplos más complejos de estos circuitos integrados, desarrollados por el ingeniero y Premio Nobel de Física Jack S. Kilby, y por Robert Noyce, el denominado “Alcalde de Silicon Valley”. Circuitos que son esenciales para que funcionen prácticamente todos los dispositivos electrónicos actuales, desde las computadoras y teléfonos móviles hasta la realidad virtual o el internet de las cosas (IoT).

Esta visión de Moore fue más allá y, en 1968, fundó precisamente junto a Noyce, después de dejar Fairchild Semiconductor, la empresa Intel, con la que empezaron a producir circuitos integrados en masa, aprovechando la oportunidad que se generaba, convirtiéndose en un modelo para los emprendedores, con componentes cada vez más miniaturizados y con material de silicio que daría nombre al valle que acoge hoy el centro neurálgico tecnológico mundial.

Detrás del protocolo ‘Spanning Tree’ o STP hay una mujer, Radia Perlman, pionera de la programación que se ganó el apodo de “madre de Internet”. Crédito: Wikipedia.

Radia Perlman (1951)

Cualquier persona puede navegar hoy en día por Internet gracias a una programadora estadounidense. Se llama Radia Perlman, ha sido nombrada una de las 20 personas más influyentes en las tecnologías de la información por la revista Data Communications y es conocida como la madre de Internet. Este alias se debe a que creó en 1984 el protocolo Spanning Tree (STP), que permite que la red lidie con grandes cantidades de datos, y ayudó al desarrollo de Internet tal y como lo conocemos en la actualidad.

Además de inventar dicho protocolo, ha registrado más de 100 patentes —muchas relacionadas con la seguridad en Internet— y es una pionera en la enseñanza de programación para niños. Entre otros proyectos, desarrolló un sistema de programación llamado TORTIS que permitía a los menores presionar botones para generar diferentes acciones. A lo largo de su carrera ha trabajado en el laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT y compañías como Intel y Dell. Al igual que Perlman, hay otras mujeres artífices de grandes inventos que en ocasiones han quedado desplazadas a un segundo plano. Como Hedwig Eva Maria Kiesler, más conocida como Hedy Lamarr y popular por su faceta como actriz, fue la coautora de la tecnología en la que se basa el wifi moderno.

Detrás del primer ordenador personal del mundo, el Altair 8800, está el ingeniero Ed Roberts, el estadounidense que animó a BIll Gates y Paul Allen a fundar Microsoft. Crédito: Wikipedia.

Henry Edward Roberts (1941-2010)

Cada año se venden miles de ordenadores en todo el mundo. Forman parte, además, del día a día de muchos usuarios gracias a Henry Edward Roberts. Se trata del ingeniero y emprendedor estadounidense que fundó la empresa Micro Instrumentation and Telemetry Systems en 1970 y creó el Altair 8800. Este dispositivo, cuyo precio rondaba los 397 dólares, es considerado el primer ordenador personal del mundo.

El éxito en el mercado animó a Bill Gates y a Paul Allen a incorporarse a la compañía. Más tarde, en la década de 1970, Roberts fue quien alentó a ambos jóvenes a fundar el gigante tecnológico Microsoft. "Ed deseaba arriesgarse con nosotros, dos jóvenes interesados en ordenadores mucho antes de que fueran algo común, y siempre le hemos estado agradecidos", explicaron Gates y Allen en un comunicado en 2010 tras el fallecimiento de Roberts.

· — —
Tungsteno es un laboratorio periodístico que explora la esencia de la innovación. Ideado por Materia Publicaciones Científicas para el blog de Sacyr.

También podría gustarte

SÍGUENOS EN FACEBOOK

VIDEOS INNOVACIÓN

VIDEOS IFRIDAYS

CONTACTO SACYR

Condesa de Venadito, 7
28027 - Madrid (España)
Teléfono: +34 91 545 50 00

www.sacyr.com