Agua de mar viable para regar cultivos
INNOVACIÓN AGUA SOSTENIBILIDAD

Agua de mar viable para regar cultivos

Se puede hacer. Sacyr Agua lo ha demostrado, científicamente, con el proyecto Deseacrop (Desalinated seawater for alternative and sustainable soilless crop production).
)

Este proyecto europeo Life, que se inició hace tres años y termina en diciembre de este año, tiene como objetivo principal demostrar la viabilidad de la gestión sostenible del agua de mar desalada para la producción de cultivos en sistemas cerrados sin suelo. En el proyecto participan también las Universidades Politécnica de Cartagena y de Almería y usuarios finales como la Comunidad de Usuarios de Aguas de la Comarca de Níjar. Sacyr Agua acaba de presentárselo al Consejo de Dirección de la Comunidad de Regantes del Campo de Cartagena.

En la finca experimental ANECOP, de la Universidad de Almería, se han realizado distintos ensayos en los que se ha comparado la productividad y el rendimiento del cultivo de tomate, principal producto de la zona, utilizando agua desalada de la planta de Carboneras (Almería) y distintas mezclas de ésta con agua de pozo. Además, se ha comparado el sistema de cultivo convencional en la zona, en suelo, con el cultivo hidropónico con recirculación de la solución nutritiva.

“Aunque se lleva mucho tiempo utilizando agua desalada para riego, hasta ahora no se habían demostrado sus bondades científicamente, y queríamos hacerlo por la resistencia que existe todavía por parte de los agricultores a utilizarla, debido principalmente a su mayor precio comparado con el de otros recursos hídricos. Gracias al desarrollo del proyecto Deseacrop, hemos demostrado que este agua no sólo es mejor, mezclada con agua del subsuelo, sino que además aumenta el rendimiento del cultivo y la calidad del mismo. Además, como novedad, hemos tratado el agua del drenaje del riego (aproximadamente el 30% del riego inicial) mediante desalación por ósmosis inversa para poder así volver a utilizarla para riego”, explica Elena Campos, responsable de I+D de Sacyr Agua. Además, el tratamiento de los drenajes que se le hace en la planta desaladora se realiza 100% con energía solar fotovoltaica.

Se han comparado dos sistemas de cultivo:  en suelo y en hidropónico (siendo este último más productivo e intensivo que el cultivo en suelo convencional y que permite recoger el agua sobrante de las plantas). “Un cultivo hidropónico consiste en colocar el cultivo sobre diferentes dispositivos como bandejas o canales, donde se colocan las semillas o el plantón con una pequeña porción de tierra y donde se añaden el agua y los nutrientes necesarios, que se van recogiendo en el drenaje y recirculando en la proporción adecuada. De este modo tenemos un cultivo que no necesita suelo fértil, tiene una mayor productividad y aprovechamiento del agua”, explica Domingo Zarzo, director técnico y de innovación de Sacyr Agua.

“En las zonas de alta producción agrícola como Almería o Murcia, con buenas condiciones climáticas, prácticamente ya no hay agua subterránea de calidad y cada vez se encuentra a mayor profundidad y, por otro lado, los trasvases son cada vez más escasos y sensibles al cambio climático, por lo que cada vez se hace más necesario utilizar agua desalada para garantizar los cultivos”, explica Elena Campos.

Este proyecto se ha desarrollado en el Campo de Níjar. La actividad agrícola de la zona ha supuesto la sobreexplotación del acuífero del Campo de Níjar, provocando un descenso en sus niveles, así como su salinización por intrusión marina y la contaminación por nitratos. El proyecto se ha desarrollado en varias parcelas demostrativas en las que se ha comparado el cultivo de tomate canario con distintos tipos de agua: agua salobre, agua desalada y una mezcla de ambas al 50%. La producción ha sido excelente y, como se ha tratado de un proyecto de demostración, la producción se ha donado íntegramente a una ONG.

Con el objetivo de extrapolar y transferir este modelo agrícola a otras zonas con gran potencial agrícola y baja disponibilidad de recursos hídricos, se han elaborado distintos casos de negocio para valorar la rentabilidad de instalar plantas desaladoras para uso agrícola en distintas áreas europeas. En concreto, este estudio se ha realizado para el Campo de Cartagena (Murcia) y para otros países europeos, como Italia y Malta.

Ahora, son los agricultores y las Administraciones, los que tienen que responder. De momento, el equipo de Sacyr Agua ha organizado una reunión con agricultores de distintas asociaciones y comunidades de regantes para explicarles los resultados del proyecto y los beneficios asociados del uso de agua desalada para riego agrícola.

En España, el uso de agua desalada para riego está muy extendido, destinándose más del 20% de la producción nacional de agua desalada a la agricultura, frente al 3% que representa a nivel mundial. Pero faltan pruebas de concepto, como Deseacrop, para que los agricultores se conciencien de los múltiples beneficios que proporciona su uso, como el incremento de producción y de calidad del producto, no sólo para el cultivo de tomate, como se ha utilizado en este proyecto, sino para otros muchos.

 

 

También podría gustarte

SÍGUENOS EN FACEBOOK

VIDEOS INNOVACIÓN

VIDEOS IFRIDAYS

CONTACTO SACYR

Condesa de Venadito, 7
28027 - Madrid (España)
Teléfono: +34 91 545 50 00

www.sacyr.com