Agua Innovación

Sadyt abre el grifo de la innovación con la desaladora de Ashdod

isarael

Sadyt ha construido la que en su momento fue la mayor planta de desalación del mundo capaz de producir 384.000 m3/día de agua desalada.

Más de 210.000 personas abastecidas de agua proveniente del mar y apta para el consumo en hogares. Es sin duda una de las cifras más importantes del mayor proyecto realizado por Sadyt, empresa de tratamiento de aguas de Sacyr y que cuya construcción ha finalizado este año: la desaladora de agua de mar de Ashdod en Israel.

El propio dato, que pone en el centro a las personas y sus necesidades básicas, evidencia la importancia del mismo. Pero no es la única gran cifra que tiene este gran proyecto puesto que la EDAM es una de las 10 plantas más grandes del mundo y como tal, cuenta con innovaciones únicas que además la hacen una de las más punteras.

Promovida por Mekorot, empresa pública de agua de Israel, Sadyt ha construido la que en su momento fue la mayor planta de desalación del mundo capaz de producir 384.000 m3/día de agua desalada, con un contrato de suministro de 100 Hm3/año.

La desaladora, en fase de puesta en marcha, se ubica en la sexta ciudad más importante del país, cerca del puerto de Ashdod, a unos 50 km al sur de Tel Aviv, y fue construida por la Joint Venture IVM, en la que participan Sadyt y la constructora israelí Minrav.

Vista general del pretratamiento de UF (ultrafiltración)

Vista general del pretratamiento de UF (ultrafiltración)

Innovación que se bebe

La desaladora de Ashdod es una de las plantas más grandes del mundo con membranas de Ultrafiltración (UF) como pretratamiento, una de sus principales innovaciones. A la línea se le unen un doble paso de ósmosis inversa para la desalación y lechos de calcita para la remineralización final del agua.

Para evitar los posibles ensuciamientos de la membrana procedentes del depósito la planta acopla la ultrafiltración directamente a ósmosis inversa (RO) a través de un sistema de control que mantiene su funcionamiento continuo y además ahorra energía.

Vista general de la nave de proceso de osmosis inversa

Vista general de la nave de proceso de osmosis inversa

Los controles del agua aseguran su máxima calidad. Por un lado, el agua es parcialmente desalinizada dos veces para producir un agua con un contenido en Boro inferior a 0.3 mg/l, requerido para los productos agrícolas regados con estas aguas. Por otro, a través de la ósmosis inversa con Split el agua es extraída de los tubos de presión de membranas por ambos lados de la misma, de modo que al tener dos calidades de agua se envía la de menor calidad al segundo paso, siendo asi este de menor tamaño y suponiendo un ahorro en inversión y operación.

A la calidad del agua se suma la sostenibilidad de la planta. El sistema de centros de presión consistente en la instalación de menos bombas de mayor tamaño, reduce el consumo de energía al ser más grandes y eficientes. El mismo concepto se aplica a los recuperadores de energía residual de la salmuera. Además, al tener una planta sobredimensionada se reduce el coste energético un 15% al hacer trabajar la planta en las horas en las que la energía es más barata.

Un conjunto de factores que hacen de la planta desaladora de agua de mar de Ashdood una referencia en el sector y a través de la que Sadyt ha mostrado su músculo en el tratamiento de aguas y en la innovación.

También podría gustarte

Sin Comentarios

Dejar repuesta