Innovación

Los beneficios de cambiar maquetas y planos por modelos virtuales

Foto: Una prueba piloto con gafas de realidad aumentada en un entorno industrial. El objetivo es montar una pieza a partir de ver otra a través de las gafas. Crédito: Visuartech.

La realidad aumentada permite visualizar todos los detalles de cada elemento de una obra ‘in situ’ y en tiempo real, y la realidad virtual convierte la prevención de riesgos en un juego.

[hr style=”1,2,3,4″ margin=”40px 0px 40px 0px”]

Por Jose Carlos Sánchez

Llevarse el tubo portaplanos a una obra podría empezar a ser cosa del pasado gracias a dos tecnologías emergentes: la realidad aumentada (RA) y la realidad virtual (RV). Ambas permiten visualizar digitalmente cosas que o no existen o se encuentran en otro espacio. La RV muestra los elementos en un entorno totalmente digital y aislado creado desde cero. Por su parte, la RA incrusta imágenes virtuales sobre el mundo real. En el entorno de la construcción, los cada vez más datos disponibles sobre cada elemento de una obra permiten que las maquetas y los planos puedan empezar a guardarse en un cajón para dar paso a nuevas visualizaciones más complejas que permiten tomar decisiones más rápidas y sobre el terreno.

Los ordenadores ya habían permitido incorporar más datos y funciones a los mapas y planos. Pero estas dos tecnologías permiten sacar todos estos elementos fuera de la pantalla, lo que “abre una posibilidad enorme”, según el arquitecto y profesor de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE, en Madrid, España) Eduardo Roig. Así, un modelo de una obra, ya sea en RV o en RA, mostraría de forma inmersiva todos los datos adquiridos sobre cada elemento. Por ejemplo en el caso de una ventana, las representaciones virtuales incluirían su resistencia, el tipo de material y sus dimensiones. El resultado es la visualización de modelos digitales 3D con una base de datos asociada que facilita vincularlos con los puntos reales de trazado.

De momento, “el uso más intuitivo de estas herramientas” es la posibilidad de ofrecer al cliente una visualización del proyecto más realista y detallada, afirma el director comercial de Archicad en España, Francisco Sánchez. Su empresa está especializada en la producción de software de diseño capaz de producir modelos virtuales. Considera que aunque “no tienen la calidad de un renderizado convencional”, sí permiten “visitar libremente el proyecto”. Gracias a esta capacidad inmersiva, la RA y la RV tienen la posibilidad de perfeccionar la función tradicional de las maquetas y los planos.

Aunque ambas tecnologías han nacido principalmente centradas en el entretenimiento, un informe de Goldman Sachs calcula que la ingeniería será el tercer sector con mayor presencia de software RV/RA en 2025, y que el valor de este mercado superará los 4.000 millones de euros. Estas cifras se centrarán principalmente en los nuevos softwares de diseño y en más dispositivos, como cascos y gafas, que permitan visualizar los modelos sin necesidad de usar las manos. Para Roig, “las gafas van a hacer perceptible toda esa capa de información que ahora está inerte”.

Otra cuestión es el precio. Incorporar estas tecnologías implica un coste adicional. Sin embargo, Sánchez de Archicad considera que a medida que los dispositivos se vayan abaratando, será más fácil desarrollar recorridos virtuales en RV como los que ahora se usan en un ordenador convencional. El responsable cuenta que algunos clientes suyos ya han probado entornos virtuales con clientes en las llamadas “cuevas” de realidad virtual. En su opinión “las bases ya están sentadas”, así que lo que falta es “una adopción por parte de los profesionales.

Hacerse útil

Las mejoras tecnológicas de la RA y la RV, su bajada de precio y, finalmente, su adopción masiva, tienen el potencial de mejorar el planteamiento y desarrollo de una obra. Pero dado que cada tecnología es distinta, la que más posibilidades ofrece es la realidad aumentada, gracias a su diálogo constante con el mundo físico. Aunque ambas pueden impresionar a un cliente, la RA también podría ayudar a un trabajador al indicarle in situ dónde se unen dos tuberías, cómo desmontar un componente y de qué manera se organiza un encofrado, en tiempo real y directamente sobre el terreno.

La realidad virtual no mostraría el modelo sobre el mundo físico, sino que representaría un entorno completamente virtual, como el escenario de un videojuego. Esto, sin embargo, también le da una pequeña ventaja, pues solo es necesario crear un modelo virtual en tres dimensiones. El modelo en RA, por el contrario, se enfrenta a más retos, pues los elementos virtuales deben estar perfectamente sincronizados con lo que hay en el mundo real.

El cofundador de Visuartech, una empresa de RA y RV especializada en construcción e ingeniería, Emilio Sánchez asegura que ya están trabajando en proyectos similares. Sin embargo, matiza que todos se mueven en el terreno del prototipo y la prueba piloto. No cree que se trate de un problema de tecnología, sino de “desconocimiento”. “Mucha gente lo ve como un espectáculo más que como una utilidad”, considera. Aun así, asegura que está “arrancando” y las empresas lo piden cada vez más. Sánchez afirma: “Quieren que sea útil, que sus operadores aumenten su productividad y eviten errores teniendo más información con dispositivos móviles en tiempo real”. Para el experto, “tienen muchísimo futuro”.

Vídeo: En la Universidad Heriot-Watt de Edimburgo (Reino Unido) utilizan RV para enseñar cómo trabajar sobre un andamio. Crédito: ICE Project-Universidad Heriot-Watt.

Mejor formación

Aunque la RA pueda parecer más útil sobre el terreno, la RV ofrece sus propias ventajas, en este caso, en el ámbito de la formación y la prevención de riesgos laborales. Así lo ha demostrado la Universidad Heriot-Watt de Edimburgo (Reino Unido), capaz de enseñar sin peligros cómo desplazarse sobre un andamio y manejar una grúa. Lo han conseguido gracias a su proyecto Realidad Inmersiva Híbrida, que emplea un casco de RV Oculus Rift con sistemas de rastreo y objetos físicos para simular estas situaciones. La Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) le ha dado una vuelta de tuerca a estas formaciones al convertirlas en videojuegos en primera persona. Se trata de The Situation Engine, que recrea la construcción de un pequeño edificio donde estar en el lugar adecuado evita que el personaje caiga desde el andamio o lo atropelle una excavadora.

Las posibilidades de este tipo de “videojuegos serios” son “infinitas”, afirma uno de sus creadores Rusell Lowe. Considera que su principal ventaja es facilitar la comprensión de procedimientos de seguridad, puesto que muchas veces hay “normas no escritas que rigen cómo actúan los trabajadores”. El producto final no es el juego en sí mismo, sino la capacidad de formar, que se irá perfeccionando a medida que mejoren los cascos y sensores de RV.

Virtual o aumentada, el profesor de ESNE lo tiene claro: “La tecnología acaba cambiando los hábitos, ya lo hemos visto con la televisión y la telefonía y también pasará con la realidad aumentada y virtual”. Los ordenadores ya son una herramienta fundamental en distintos procesos de la construcción, así que solo es cuestión de tiempo que lo mismo suceda con estas dos nuevas tecnologías, aunque saber cuánto tardarán en volverse masivas y cómo lo harán, ya es otra realidad.

Fuente:

MIT

MIT Technology Review en español es la edición en castellano de MIT Technology Review, una revista publicada por Technology Review Inc., compañía independiente de medios de comunicación propiedad del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Fundada en 1899, es la revista sobre tecnología más antigua del mundo y la autoridad global en el futuro de la tecnología en internet, telecomunicaciones, energía, informática, materiales, biomedicina y negocios
Los contenidos bajo el sello MIT Technology Review están protegidos enteramente por copyright. Ningún material puede ser reimpreso parcial o totalmente sin autorización.

También podría gustarte

Sin Comentarios

Dejar repuesta