Innovación

Innovación para cuidar las joyas ocultas del mercado de Sant Antoni

2159-99-copia-3-300x200

El hallazgo de vestigios históricos en el entorno del mercado que rehabilita Sacyr Construcción y su innovador sistema para protegerlos y ponernos en valor, premio ‘Innovadores Naturales’ en la categoría ‘Reinventamos’.

En muchas ocasiones, las obras en entornos históricos pueden acarrear sorpresas en forma de vestigios ocultos cuyo respeto es vital para conservar nuestro patrimonio, el de todos. No obstante, se requieren grandes dosis de innovación para proteger las joyas arquitectónicas. Este ha sido el caso de la remodelación del mercado de Sant Antoni en Barcelona por Sacyr Construcción. El mercado se ubica en la Vía Augusta, que llegó a unir en tiempos romanos las localidades de Cádiz y la francesa Narbona a su paso por Barcino.

Allí se están aplicando soluciones innovadoras para proteger estos vestigios de entre los siglos I y hasta el XVII como el tramo original de la legendaria Vía Augusta o los restos del baluarte defensivo de Sant Antoni. Este desarrollo le ha valido al equipo de obra formado por  Miguel Ángel Pérez, Pedro Carrera, Óscar Torres, Pedro Collado, José Oliveras e Ismael Navarro y al departamento de la oficina técnica central formado por Ángel Sánchez y Ramón Fernández, el Premio ‘Innovadores Naturales’ en la categoría ‘Reinventamos’ que Sacyr entrega anualmente en Navidad.

Oscar Torres, Pedro Collado, Pedro Carrera León, Angel Sánchez y Julio García recogiendo el reconocimiento.

Oscar Torres, Pedro Collado, Pedro Carrera León, Angel Sánchez y Julio García recogiendo el reconocimiento.

Para reformar el espectacular mercado de Sant Antoni consiguieron excavar bajo cubierta 180.000 m3 en el centro de Barcelona cuidando la contramuralla (80 metros de un muro de mampostería de 2 metros de ancho y 5 metros de altura), y el tramo de 400 metros cuadrados de la Vía Augusta.

Revalorizar la calzada romana más larga de Hispania

En ambos casos se apearon los restos arqueológicos sobre unas torretas provisionales de micropilotes para continuar con la excavación. En paralelo se tuvo que recalcular toda la cimentación y los forjados de las cuatro plantas del edificio para que fuesen capaces de soportar las sobrecargas de los restos arqueológicos en situación definitiva. La contramuralla pesaba una media de 10 Tn/ml y el tramo de Via Augusta a mantener pesaba cerca de 1.600 Tn.

_DSC0178

En  el caso de la contramuralla se realizaron perforaciones en la base separadas entre sí 30 cm para poder introducir unos perfiles metálicos que la sostendrían y en el caso del tramo de Vía Augusta, al tratarse de una pavimento apoyado sobre tierra, se tuvo que ir a un apoyo continuo hincando manualmente por debajo de la vía 21 marcos metálicos contiguos, de modo que sustituyese la base de tierra por nueva base de estructura metálica.

El trabajo en equipo, desde la oficina técnica central, delegado, jefe de grupo y equipo de obra, ha permitido satisfacer las necesidades del cliente mientras ha aportado un increíble valor añadido al proyecto del mercado y de la propia ciudad de Barcelona. Esta apuesta por la innovación de Sacyr “es lo que nos diferencia de la competencia”, como señala el equipo premiado, y lo que hace que, a través de los premios Innovadores Naturales “nos sintamos orgullosos de pertenecer a una empresa genuina que nos motiva”.

_DSC0137

También podría gustarte

Sin Comentarios

Dejar repuesta