ifridays

iFriday: Tecnología e innovación para crear segundas oportunidades

Los iFridays de Sacyr abordarán temas más tecnológicos en sus próximas sesiones como la utilidad de los drones, el Big Data o las Smart Cities.

Si una pierna biónica puede devolver la ilusión a una bailarina víctima de un atentado, o si el empleo del grafeno en la desalinización de agua de mar puede solucionar el problema de la escasez del agua en el mundo, ¿merece la pena la investigación y la innovación? Amador Menéndez, investigador del MIT y el ITMA, protagonizó la inspiradora sesión del último iFriday (“innovación Friday”) de Sacyr para trasladar la importancia de la nanotecnología a la hora de hacer frente a muchos de los problemas actuales.

El Director Comercial de Valoriza Agua, José Carlos Rubio, presentó la sesión, resaltando la importancia de innovar al servicio de una sociedad que vive en un mundo conectado y que tiene retos interdependientes. Son “soluciones esperanzadoras”, incidió Amador Menéndez, que buscan en la ingeniería atómica un aliado para evitar la excesiva dependencia de las energías fósiles. Se trata de “construir materiales a la carta, átomo a átomo, que salven el Planeta Tierra”.

A través del grafeno, por ejemplo, es posible abaratar el proceso de desalinización de agua del mar puesto que sus propiedades microscópicas le permiten realizar un filtrado más eficiente. Otro ejemplo es el uso de pinturas fluorescentes o pantallas luminiscentes para atrapar la energía del sol. Esta “transición energética” -limitada hasta hace poco por barreras tecnológicas que han condicionado su penetración en el mercado- deja cifras ahora apabullantes: “una sola hora de sol bastaría para abastecer las demandas energéticas de la humanidad, durante todo un año”.

Para este ahorro energético ya se han desarrollado prototipos de proyectos como las ventanas que se convierten en centrales fotoeléctricas gracias a la concentración solar, y móviles con pantallas que captan la energía solar para cargar sus baterías. El futuro de la energía, eso sí, pasa por encontrar soluciones a su transmisión procurando ésta de manera inalámbrica, sin cables.

Pero como Amador Menéndez señaló “para generar energía hay que gastar en energía”, fomentando el desarrollo de soluciones innovadoras e investigando su aplicación a la sociedad. Una máxima que inspiró al escalador Hugh Herr, hoy investigador del MIT, para encontrar en la nanotecnología una aliada para el desarrollo de su propia pierna biónica. Gracias a Herr la bailarina Adrianne Haslet-Davis ha podido volver a bailar tras perder su pierna en los atentados de Boston de 2013. Porque como destaca Herr, en palabras recogidas por nuestro invitado Amador Menéndez, “no hay seres humanos discapacitados, solo tecnología discapacitada”.

Por ese motivo, Sacyr dedicará sus próximas sesiones a incidir en temas tecnológicos que favorecen al entorno empresarial y social como la utilización de drones, el big data o las smart cities.

También podría gustarte

Sin Comentarios

Dejar repuesta