Innovación

El “renacimiento” de los NFU en la Planta de Valoriza en Chiloeches (Guadalajara)

IMG-20160706-WA0001

Se estima que en España existen al año más de 150.000 toneladas de Neumáticos Fuera de Uso que pueden ser reciclados en campos de fútbol, parques infantiles o combustión.

[hr style=”1,2,3,4″ margin=”40px 0px 40px 0px”]

¿Quién podría pensar que un neumático se podría relacionar de alguna forma con el colorido suelo de un parque infantil? ¿Y con el de un campo de fútbol? Puede resultar extraño que ese objeto que ha rodado millones de veces una carretera pueda llegar a forma parte de su firme o de combustible para caldear un edificio. Aunque parezca difícil de creer esto no es magia sino más bien innovación y ciencia en la Planta de Almacenamiento y Recuperación de Neumáticos Fuera de Uso que Valoriza Servicios Medioambientales tiene en Chiloeches (Guadalajara)

Exprimiendo el gen innovador de Sacyr, que dota a la compañía del impulso necesario para contribuir al medioambiente a través de la I+D+i, Valoriza puso en marcha la planta a finales de 2008. En el horizonte, un objetivo claro: evitar la proliferación de vertederos que apilan o entierran neumáticos perjudiciales para el entorno. En el día a día, una táctica ganadora: la recuperación del caucho de los neumáticos para producir materias primas secundarias con ellos.

IMG-20160706-WA0005

Precisamente eso se hará con 6.000 toneladas de neumáticos no quemados que se prevén recibir del cementerio de Seseña, arrasado por el fuego hace unas semanas y con las más de 150.000 toneladas de neumáticos fuera de uso que se estima que existen en España al año. Una vez recibido el material y para recuperar el caucho, la Planta comienza con su actividad triturando y clasificando los neumáticos.

Del neumático se aprovecha el 100%

Para valorizar, reutilizar y reciclar los NFU, la Planta de Chiloeches comienza todo el proceso en la Línea de Trituración 1, que se encarga de triturar hasta 22.500 toneladas al año de las que 7.500 son producto terminado menor de 150×150 mm.

Las piezas mayores, las 15.000 toneladas restantes, son destinadas al proceso de granulación y fabricación de polvo. Una segunda línea de trituración tiene por objeto convertir las piezas de 150×150 mm en material inferior a 50×50 mm, denominado producto terminado triturado “small”.

Panorámica planta

Los trozos mayores de neumáticos se pasan a la línea de granulación, en la que se diferencian tres etapas: granulación de los neumáticos previamente triturados, clasificación y separación de acero y limpieza del granulado. De este proceso la Planta de Chiloeches consigue subproductos como acero y textiles, que son almacenados en contenedor previo a su expedición.

Una vez finalizado, el acero va directo a las fundaciones por su alta calidad, el caucho se tinta para usarlo en betunes modificados, de amortiguador en campos de futbol, pistas de atletismo parques infantiles y por último, el textil se utilizará como producto de combustión. Una muestra más de que los neumáticos se pueden aprovechar al 100% contribuyendo a procesos de sostenibilidad.

IMG-20160706-WA0007

También podría gustarte

Sin Comentarios

Dejar repuesta